miércoles, 20 de diciembre de 2017

Entrantes navideños



He comprado estos vasitos tan chulos y he querido aprovecharlos al máximo, así que lo que en un principio iba a ser solo para servir un pisto con bacalao, han terminado llenos de coctel de marisco y huevos rellenos a mi manera. 

Con todo preparado con antelación para solo emplatar, esta forma de presentación se ha convertido en todo un clásico de mis cenas de navidad.

El hecho de servir en vasitos individuales hace que lo que sirves parezca más sofisticado y una cena especial lo merece. Animaros a utilizarlos.

          

Ingredientes

Para el pisto de bacalao

3 cebollas medianas 
3 pimientos verdes italianos
4 tomates de pera 
1/2 kg de bacalao salado (poner en agua 24 horas antes )
Aceite de oliva virgen extra

Así se hace...

Picar los pimientos y las cebollas en cuadraditos pequeños. Ponerlos a freír en una sartén con aceite. Cuando están casi fritos, añadir los tomates rayados y seguir removiendo hasta que el tomate haya perdido toda el agua. En este momento añadimos el bacalao desmigado, le damos unas vueltas ( un par de minutos ) y apartamos. Listo para servir

Yo lo he servido con unos trocitos de jamón serrano que he tenido en el horno caliente ( pero ya apagado ) unos diez minutos para deshidratarlo un poco y unas tiras de pan de molde que he aplastado con el rodillo y tostado en el horno. 

          

Para el coctel de marisco

Lechuga romana ( unas hojas )
Palitos de cangrejo
Un puñado de gambas peladas y cocidas ( poner unos minutos en agua hirviendo y escurrir)
2 rodajas de piña natural

Para la salsa rosa

2 partes de mahonesa 
1 parte de kétchup
1 chorrito de whisky

Así se hace.....

Para la salsa rosa mezclar todos los ingredientes y reservar.

Cortar la lechuga, los palitos de cangrejo y las gambas en trozos pequeños y montar en el vasito. Poner en el fondo los palitos de cangrejo y las gambas, después la lechuga y por ultimo la salsa rosa. Yo he decorado con unas rodajas de pimiento rojo, aunque lo suyo hubiera sido una gamba.... otra vez será.

La ventaja de servirlo así es que la lechuga no se estropea fácilmente. 


Para los huevos rellenos 

Lechuga romana
8 huevos
2 latas de atún
Mahonesa

Así se hacen.....

Cocer los huevos 10 minutos en agua hirviendo, retirar del fuego y enfriar bajo el grifo. Pelar los huevos y cortarlos por la mitad. Poner las yemas en un cuenco y machacar con un tenedor, añadir el atún escurrido y unas cucharadas de mahonesa. Mezclar todo.

Presentar en el vasito poniendo primero la lechuga cortada en tiras, encima la salsa mahonesa con las yemas y el atún mezclados y por último las claras hechas cuadritos pequeños.

He decorado con un tomatito cherri de pera.
 

Piruetas de hojaldre



Que fácil es preparar unos entrantes vistosos con hojaldre y un poco de queso, y para hacerlos mas originales y que no ocupen mucho sitio en la mesa los he pinchado en palillos de brocheta y los he presentado en vasos llenos de sal.

He preparado unas caracolas de jamón york y queso, unos arbolitos de roquefort y jamón serrano y unas piruletas de queso fundido con ajonjolí rubio y negro.

¡¡¡Esta presentación es un triunfo asegurado!!!


Ingredientes

2 laminas de hojaldre cuadradas
Jamón de york
Jamón serrano
Queso roquefort o similar
Lonchas de queso ( a poder ser un queso con sabor y que funda bien )
Queso parmesano ( en un trozo ) para las piruletas
Ajonjolí dorado y negro ya tostado
Orégano


Así se hace.....

Poner los palillos en agua para asegurarnos que no se van a quemar en el horno.

Caracolas

Colocar sobre la lamina de hojaldre las lonchas de queso y ponerle orégano por encima al gusto, cubrir con el jamón de york y enrollar como un brazo gitano con la ayuda de un film transparente y envolverlo en él para que guarde la forma. Poner en el congelador unos quince minutos para que se endurezca un poco ( si lo preparas con mucha antelación lo dejas en el frigorífico).

Sacar del frigo, hacer unas rodajas de unos tres centímetros y pincharlas atravesando la caracola. Pintar con huevo batido y poner al horno a 200 grados hasta que estén doradas.

Arbolitos 

Untar sobre la lamina de hojaldre el queso roquefort ( machacarlo con un tenedor a temperatura ambiente ), y colocar encima las lonchas de jamón serrano. Con la ayuda de una tijera cortar en tiras de unos tres centimetros e ir dándole la forma de árbol moviendo la tira en zis-zas. Pinchar con un palillo y ponerlo en el frigorífico para que el hojaldre mantenga la forma.

Cuando tengamos todos colocarlos en una bandeja de horno y pintar con huevo batido. Meter en el horno precalentado a 200 grados hasta que estén dorados.

Piruletas de queso

Preparar la bandeja con papel de horno. Rallar el queso parmesano y hacer montoncitos sobre el papel poniendo un palillo encima de cada montoncito. Cubrir el palillo con queso rallado y espolvorear encima de cada piruleta el ajonjolí al gusto. Meter al horno precalentado a 180 grados hasta que veamos el queso fundido ( vigilar todo el rato ya que se hacen bastante rápido )

 

Bolitas de queso de cabra





Una forma distinta de presentar el típico queso de cabra tierno ( el que viene en barra, que es moldeable ), y que al ir rebozado con distintos ingredientes cambia su sabor.

Son bastante fáciles de hacer y se pueden tener preparadas con antelación.

Con unas regañas o unos panecillos tostados toda una delicia para los que nos gusta este queso.

Para preparar en ocasiones especiales. Yo los hice en Nochebuena y como veis los puse con unos minidátiles con bacon. 


Ingredientes

Queso de cabra en barra o medallones
Una cucharada de miel
Cebollino fresco
Ajonjolí tostado
Pimienta rosa
Mantequilla o aceite suave para untarnos las manos


     Así se hacen.....

Quitar todo lo que se pueda de corteza blanca y aplastar el queso con un tenedor hasta obtener una masa homogénea, puedes añadirle un poco de pimienta o alguna otra especia que te guste.

Preparar en cuencos el cebollino picadito, la pimienta rosa triturada y el ajonjolí ( también puedes rebozar con almendras picaditas tostadas, pistachos, orégano, cilantro, jamón  picadito, ..... o lo que se te ocurra que te guste con el queso.

Untarse las manos con mantequilla, coger una porción de queso y hacer una bolita. Disolver la miel en un chorrito de agua y pasar las bolitas por este liquido. Ir pasándolas por los distintos rebozados y listas para comer.

El queso debe estar a temperatura ambiente para que sea mas fácil aplastarlo con un tenedor.

La cantidad de queso dependerá de las bolitas que quieras hacer y del tamaño que les des.

Yo he utilizado dos barritas y he hecho unas veinte bolitas, intentando hacerlas pequeñas para poder untarlas bien.

Los dátiles con bacon son muy fáciles, partir los dátiles por la mitad y las lonchas de bacon también . Envolver cada trocito de dátil en la media loncha de bacon y pillarla con un palillo para que no se escape. Freír en aceite hasta que estén dorados ( tener cuidado con las salpicaduras ) y dejar escurrir en papel de cocina.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Migas de pan




Las migas de pan, son todo un clásico de la cocina de aprovechamiento que además de ser un plato muy barato, son rápidas de hacer y están buenísimas.

En Almería se cocinan tanto como las migas de harina sémola (receta que también pondré en este blog ), sobre todo cuando vemos el día nublado o esta lloviendo. Las migas aquí están muy relacionadas con el tiempo y a mi personalmente me encanta.

Solo hay que guardar el pan que nos queda de diario ( en mi caso es integral, y salen muy ricas ), y cuando tenemos suficiente, hacer estas migas y acompañarlas con lo que tengamos más a mano, aquí todo vale.

Yo en esta ocasión he comprado boquerones y los he puesto fritos ( también se hacen a la plancha ) siguiendo los gustos de quien se las van a comer. Unos tomates cherri, chorizo, morcilla, pimientos y ajos fritos, son los ingredientes que he preparado para acompañar con el pescado.



Ingredientes

Restos de pan de días anteriores
Un puñado de harina de trigo o de sémola
6 dientes de ajo ( un poco al gusto )
Aceite de oliva virgen extra

Para acompañar

Valen embutidos que tengas, jamón , queso, tocino, aceitunas, ensalada, pimientos fritos, rábanos,......



Asi se hacen.....

En una sartén amplia poner el aceite ( no mucho, que cubra el fondo ) y freír los ajos pelados y partidos ( se pueden poner enteros ), sacar de la sartén y reservar.

En un bol con agua ir poniendo los trozos de pan duro y conforme se van empapando de agua ir escurriéndolos y poniéndolos en otro bol, sin dejarlos más de unos minutos para que no se deshagan demasiado.

Cuando esta todo el pan remojado se pone en la sartén donde hemos frito los ajos, a fuego medio. Empezar a mover con una espátula o rasera para que el aceite se reparta bien y empiecen a cocinarse. Poner el puñado de harina para que absorba el exceso de agua y ayude a que se deslíen mejor.

Cocinar de 30 a 40 minutos o hasta que los trocitos de pan estén sueltos.

Se le pueden mezclar los ajos ( si les gustan a todos ).

Probar y rectificar de sal. Hay que tener en cuenta que el pan normal ya tiene sal. Yo no le pongo.

Mientras se cocinan las migas se van preparando los demás ingredientes para cuando este listas comer enseguida.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Cuajadera de jibia


             

En mi casa gusta mucho la jibia (también llamada choco o sepia ), y una de las recetas estrella es prepararla en cuajadera en el horno.

Es bastante fácil de hacer y lo mejor es que apenas se mancha la cocina.


Ingredientes ( 4 personas )

1 jibia mediana
2 patatas medianas por persona
1 cebolla
4 dientes de ajo
2 tomates rojos
pimienta en grano
2 hojas de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Colorante alimentario ( no da sabor, se puede prescindir de él )
Sal
1 vaso de vino blanco


Asi se hace.....


Encender el horno para que se vaya calentando, a 180 grados.

Limpiar la jibia y trocearla. Pelar las patatas y cortarlas en gajos grandes. Partir la cebolla en juliana y rallar el tomate y los ajos ( así mis hijos se lo comen mejor ).

En un bol poner la jibia, las patatas, la cebolla, el tomate, los ajos, la pimienta en grano (al gusto ), el laurel, el aceite y la sal. Poner el colorante en el vaso de vino y mezclar y añadirlo al bol. Mezclar todo y ponerlo en una bandeja de horno.

Meter al horno unos 45 minutos. Pinchar las patatas y comprobar que están tiernas.

Si vemos que le falta liquido a media cocción  podemos añadir un poco de agua.